18 diciembre 2016

La nueva web de compra compulsiva...

Si lo miras, lo compras... si no, pa'qué miras, gilipollas. ¡¡O lo compras o te crujo!!

AMENAZÓN

22 noviembre 2016

525.600 minutes

Lyrics
Five hundred twenty-five thousand six hundred minutes
Five hundred twenty-five thousand moments so dear
Five hundred twenty-five thousand six hundred minutes
How do you measure, measure a year?

In daylights, in sunsets
In midnights, in cups of coffee
In inches, in miles
In laughter, in strife

In five hundred twenty-five thousand six hundred minutes
How do you measure a year in the life

How about love?
How about love?
How about love?
Measure in love
Seasons of love
Seasons of love

Five hundred twenty-five thousand six hundred minutes
Five hundred twenty-five thousand
Journeys to plan
Five hundred twenty-five thousand six hundred minutes
How do you measure the life
Of a woman or a man?

In truths that she learned
Or in times that he cried
In bridges he burned
Or the way that she died

It's time now to sing out
Tho' the story never ends
Let's celebrate
Remember a year in the life of friends

Remember the love
Remember the love
Remember the love
Measure in love
Measure, measure your life in love
 
Seasons of love
Seasons of love

23 septiembre 2016

Sin palabras.


Esta noche: Gratis.
La Mercè 2016.
Gracias Barcelona.

25 agosto 2016

Culpable

... y la mirada perdida y sin derecho a llorar,
me despierto por las noches y la reina ¿donde está?
Suicidio en la tarde oscura de un domingo sin piedad,
sin comprender lo que ocurre sopla como un vendaval.
Por mi más maldita culpa, por mi ansiada libertad: recurrí a las falsas dudas, la más falsa sin dudar.
Y con todos los recuerdos que jamás se borrarán me condeno de por vida a no más volver a amar.

27 julio 2016

... tesoros encontrados.

Soy uno más entre un millón. Una abeja más del panal. Ni más guapo, ni más flojo, ni más facha, ni más rojo. Uno más. Que no ha elegido su función, ni su rumbo, porque sólo ha visto un barco. A la deriva en este mar, como nadie... como todos.
Veo luces, veo sombras, veo gente como yo. ¿O soy yo? Sí, reflejado en el espejo de todos y cada uno que veo a mi alrededor. Se conocen, se creen alguien y no van a despertar. Y cuando duermen sienten que  pueden llegar a un destino absoluto, donde una vez sentados llegarán a su final.
¿Qué se espera de mi?¿Hacia dónde he de partir? Cuando los caminos se cruzan se ha de decidir. ¿Quién me guia? Seré yo quien señale con el dedo una determinación. Un destino, elegido, elegido por mi. ¿Y si fallo? Tengo fuerza suficiente para caer una y mil veces. Caminar, arrastrarme, saltar; todo siempre con la ilusión de conseguir acabar el camino elegido. Duro, sí, pero al fin y al cabo no es más que tierra: cambiante, inestable... no es más que tierra. Y si hiciera falta, verteré mis lágrimas para conseguir barro, y con él haré figuras para marcar mi camino. Lo andado queda atrás. ¿Soy uno más entre un millón? ¿O sómos un millón de unos? Tú eliges. Sólo uno.
Y precisamente por eso te distingues del resto: por hacer de ti uno, único. Un millón de unos. Nadie podrá elegir por tí, y por tanto, eso te hace libre. La posibilidad de fracasar o de triunfar te hace personaje único de un cuento conjunto. Pero sólo tu puedes escribir el guión de tu personaje.

In memoriam

Y pasan los años tan rápido y hay momentos e imágenes imposibles de borrar. Hoy quiero recordarte, ya ocho o nueve años atrás, cuando sobre mis rodillas quisiste mostrarme el videoclip del grupo que te flipaba por cómo y qué tocaba el violín JoHanna Moresco. El grupo era The Cruxshadows y el tema que siempre recuerdo, con el tren viniendo de frente, como aquél recuerdo lejano de la intro de Barrio Sésamo, Winterborn. Hoy te la dejo aquí, para que la leamos juntos, con subtítulos, para ver de nuevo como aunque ni nos demos cuenta, las señales están por todos lados. Hoy tu recuerdo no sirve a muchos para estar atentos, para no despistarnos, para apreciar lo bien que estamos y lo mal que se puede estar. Porque para bien o para mal: todo es para siempre.

06 julio 2016

Yo Molo, tu molas...

En estas que está uno intentando saber qué es la vida, tratando de entender de la mejor manera posible de qué trata todo este juego que se ha montado el Jugador de los SIMS que nos maneja, cuando de repente uno deja de controlar. A más pensaba, peor. A más controlaba, menos entendía de cómo la vida se me planteaba en estas nuevas y mareantes circunstancias en las que me veo envuelto. Y cuando hace unos días, siete para ser exactos, una semana, empezaba a planear lo que en la sociedad material y consumista se nos plantea como libertad, que son esos dias de merecidas vacaciones veraniegas - en las cuales uno puede elegir dónde morir de calor o huir de la rutina - aparece, como por arte de magia y traído de la mano de Elena (mi compañera de esta aventura que os conté hace 3 años, que se dice pronto) la oportunidad de hacer algo que realmente llenará mi mochila de la vida de una manera rebosante. El planteamiento era el siguiente:
  1. Yo me iba del 4 al 8 de Agosto al Arenal Sound, a dormir poco, bailar mucho y oler a chotuno. Después, planteaba seguir el Camino de Santiago desde donde lo dejé en León, por eso de seguir pensando en la vida y a saber qué me traía este año, porque vaya... menuda caja de sorpresas es el camino... 
  2. Elena comenta que una amiga suya había hecho un voluntariado en un orfanato en Kenia y para Elena era una opcion a tener en cuenta para el verano.
  3. Mis ojos se convierten en algo así: O_O
  4. Conversaciones varias por Whatsapp.
  5. Conversaciones varias con mis jefes.
  6. Conversaciones varias con mi familia.
  7. 3 días después teníamos los billetes a Kenya (Nairobi) para pasar desde el 6 de Agosto al 7 de Septiembre nuestro verano ayudando en el orfanato Chazón Children's Centre de Molo (Kenya) y vivir una aventura que llevo esperando toda la vida.
 Además, cumpliré años en Kenya, el 2 de Septiembre del 2016 estaré lejos pero más cerca que nunca de mi mismo.

Me hace muchísima ilusión que en un mes, justo hoy, empezará esta aventura que trataré de ir colgando por aquí, porque este blog vuelva a ser mi YO y vosotros así lo sintáis. Así esta decisión, esta locura, esta aventura se convierta en algo mucho más grande.

Aquí dejo un pequeño documental que podéis ver para entender a dónde nos dirigimos:
Yo, Molo.
Tu también puedes molar.