11 julio 2007

Dedicatoria...

Érase una semilla a la que un dia le rozó una chispa de alegría. Esa semilla brotó, y en poco tiempo incluso se convirtió en una flor preciosa y colorida. Sin saber cómo, el tiempo, el elemento más poderoso, le pasó por encima, pisoteándola y destrozando sus pétalos. Dejó tan solo una ramita torcida y dolorida, ya sin fuerza ni ganas de seguir viva.

Sin embargo, y sin saber por qué, la ramita seguía anclada en la tierra, y ésta la empujaba con fuerza gritandole que no se durmiera. De pronto, pasó una chiquilla perdida, desesperada, llorando y corriendo buscando su camino. Tropezó, y su desesperación cayó en forma de lágrima sobre la ramita. Ésta, a su vez, despertó de su profundo sueño y vio a la niña cómo se alejaba triste y sin rumbo. La ramita, recogió esa lágrima y la hizo suya. Pensó que si en vez de palo, seco y sin vida, hubiese seguido flor olorosa y vistosa, esa niña, probablemente, hubiera olvidado sus problemas al ver la felicidad en su color.

La ramita bebió la triste lágrima, y en unos días brotó, con más fuerza, una nueva flor que lució, para siempre, en lo más alto de su ser.

3 comentarios:

idoia dijo...

:)

gracias a todos por estar ahí

El Gee dijo...

Siempre estaremos ahi, Idoia, nunca lo dudes....Porku, muy bonito.....

SARUMAN dijo...

Ooooh quina dedicatoria més bonica.

Me ha recordado a un corto de animación:

http://www.youtube.com/watch?v=mW4_CtVCKyY

Kisses from London!!!